Loading...

Estudiantes en los juicios por delitos de Lesa Humanidad en Chubut.

Propósito

Propiciar la participación de estudiantes de escuelas de Nivel Secundario de la provincia, en las audiencias orales y públicas de los Juicios de Lesa Humanidad llevados adelante por el Tribunal Oral Federal por hechos ocurridos durante las últimas dictaduras militares en Chubut, Argentina.

Objetivos

Generar espacios de reflexión en torno a las violaciones de derechos humanos durante las últimas dictaduras en el contexto nacional como local, la impunidad de los genocidas durante los ’90 y la lucha permanente de organismos de derechos Humanos, familiares de víctimas y sobrevivientes por la Memoria, Verdad y Justicia.

Acompañar la participación de los jóvenes para contribuir en su proceso de aprendizaje sobre derechos humanos y para que sean protagonistas del momento histórico mediante el juzgamiento de los crímenes de lesa humanidad que se vive en la provincia del Chubut.

Breve descripción de su desarrollo

Esta propuesta surge en el marco de las causas por delitos de Lesa Humanidad que se estaban investigando en Chubut, y su proceso testimonial ofrecía un espacio más que enriquecedor para los jóvenes que nacieron y estaban creciendo en un sistema democrático. Un espacio tanto de aprendizaje como de toma de conciencia sobre los mecanismos y las prácticas de terrorismo habituales que implicaron a nuestra sociedad vivir en una dictadura.

En el año 2012 la provincia del Chubut inauguró la reapertura de la causa sobre la Masacre de Trelew como causa de delitos de Lesa Humanidad con juicio oral y público en la ciudad de Rawson. Desde el ámbito educativo implicó pensar que no solo los adultos tendrían la posibilidad de asistir a las instancias declaratorias de los testigos, sino que también, previo trabajo áulico sobre el tema, los jóvenes podrían asistir junto a sus docentes. Esto nos permitió retomar el contacto con los docentes de la provincia que desde el Área Educación y Memoria veníamos trabajando la temática de Derechos Humanos en otras propuestas.

Legalmente se nos presentaba la situación que, si bien el juicio era oral y público, la asistencia era viable para aquellas personas mayores de edad, mientras que los menores no tendrían acceso. Desde el ámbito educativo con el gran interés de viabilizar la idea, desde el área Educación y Memoria elaboramos la propuesta provincial incluyendo distintas acciones de formación temática, respaldada mediante la firma del Convenio 1 entre el Ministerio de Gobierno y Justicia y el Ministerio de Educación del Chubut, prefijando la coordinación para acceder al cronograma de audiencias definido por el Tribunal Oral Federal.

Convenio entre el Ministerio de Gobierno y Justicia y el Ministerio de Educación. Resolución ME - N° 114/2012. Chubut.

Su implementación fue acompañada por diversas actividades, algunas exclusivas de las escuelas y otras articuladas con otras instituciones del Estado, tales como charlas con ex presos políticos sobrevivientes a la dictadura, proyecciones con cierre charla debate, exposición de producciones artísticas, recitales en plazas centrales organizados por los estudiantes donde compartían los temas elaboradas por ellos con letras alusivas a los juicios, también visitas a lugares memoriales de las violaciones de Derechos Humanos en la región. Estas acciones complementarias al contenido ofrecido en el juicio tenían por objetivo fortalecer conceptualmente y desde otros lugares el abordaje de la temática y, por ende, el empoderamiento de los jóvenes y sus prácticas cotidianas como ciudadanos dignos de un sistema democrático.

A modo de evaluación general de la propuesta, la mayoría de las escuelas de Nivel Secundario de la provincia, principalmente de las ciudades aledañas a Rawson, tuvieron la posibilidad de asistir a las instancias testimoniales del histórico Primer Juicio de Lesa Humanidad no solo de Patagonia sino del país. Primer juicio de Lesa Humanidad que juzgó asesinatos cometidos por las Fuerzas de Seguridad durante la dictadura de 1972, hecho conocido como la Masacre de Trelew. Luego de 40 años, el juicio se desarrolló durante los meses de mayo a octubre de 2012 en Rawson, y como muchos decíamos en esos días: al fin, la capital del Chubut se vistió de Justicia.

al fin, la Patagonia se vistió de Justicia.

Destinatarios

La propuesta estuvo pensada para los estudiantes del Nivel Secundario y Superior de la provincia. Cabe aclarar que los estudiantes del Nivel Superior podían asistir al juicio sin inconvenientes, dado que poseían mayoría de edad. En el marco de la Propuesta pedagógica del citado Convenio los estudiantes menores de edad quedaban habilitados para ingresar al recinto, mediante las condiciones de haber informado previamente qué instituciones asistirían y los datos personales de los docentes y estudiantes. Igualmente debían llevar su DNI e identificarse al ingreso; y se les pedía no utilizar en la sala del juicio cámaras fotográficas y/o celulares.

Otros destinatarios directos, fueron los docentes y la comunidad educativa en general. Los docentes fueron participes y colaboradores en todas las instancias y acciones propuestas. Y en cada una de las actividades estaba previsto que se realizara algún tipo de producción en la que estuviera explicita la expresión de los estudiantes sobre la temática. Así, luego de un taller o charla, los pasillos de la escuela quedaban vestidos de reflexiones, poemas, siluetas, pinturas e incluso en varios lugares se pintaron murales. En algunos talleres decidían visibilizar sus producciones en lugares públicos abiertos, tales como paredones o plazas.

Fundamentos

La dictadura militar de Alejandro Lanusse había dejado sus huellas a nivel nacional como local, y a pesar del paso del tiempo esas huellas aún estaban latentes. En el caso de Chubut, el contexto de represión de fines de los ‘60 y principios de los ’70 nos había hecho partícipes de su proyecto de concentración de presos políticos en la Cárcel de Rawson “Unidad Penitenciaria N° 6”. Periodo en el que esta institución fue reestructurada en su totalidad con el objetivo de albergar presos políticos tanto hombres como mujeres de todas las facciones ideológicas y de todo el país.

El hecho: la Masacre de Trelew: El 15 de agosto de 1972, un grupo de presos políticos lleva a cabo su proyecto de fuga conjunta, integrado por miembros de las organizaciones FAR, PRT – ERP y Montoneros, quienes a través de lAbel Amayaa toma interna de la Unidad preveían la liberación. De ellos, solo 25 logran salir del Penal y se dirigen al aeropuerto de Trelew. Del grupo, los primeros 6 llegan y mediante distintas maniobras toman el avión y se dirigen a Chile con la idea de pedir asilo político. Los otros 19 llegan al aeropuerto al momento en el que despegaba el avión. Tras largas negociaciones para su rendición, exigieron la prensa local y la presencia de un abogado, allí estuvo el Dr Mario Abel Amaya 2. Exigieron la presencia del Juez Federal ante quien depusieron sus armas con la condición de ser trasladados nuevamente a la Cárcel de Rawson y que garantice su integridad física. Lo pactado no se respetó.

En la madrugada del 22 de agosto, los 19 presos políticos fueron fusilados en la puerta de la celda donde estaban detenidos 3. De ese grupo, sobrevivieron solo 3 y gravemente heridos: María Antonia Berger, Alberto Miguel Camp y Ricardo René Haidar 4.

Mario Abel Amaya vecino de Trelew, abogado defensor de presos políticos de la Cárcel de Rawson. Fue víctima de la última dictadura cívico militar en la que fue preso político y asesinado en octubre de 1976. Este caso implicó el desarrollo del 2° Juicio por delitos de Lesa Humanidad en Chubut en el año 2013-2014, y al que también se extiende la presente propuesta pedagógica.

Los presos políticos asesinados son Rubén Pedro Bonet, Jorge Alejandro Ulla, Humberto Segundo Suárez, José Ricardo Mena, Humberto Adrián Toschi, Miguel Ángel Polti, Mario Emilio Delfino, Alberto Carlos Del Rey, Eduardo Campello, Clarisa Rosa Lea Place, Ana María Villarreal de Santucho, Carlos Heriberto Astudillo, Alfredo Elías Kohon, María Angélica Sabelli, Mariano Pujadas y Susana Lesgart.

Los tres sobrevivientes fueron víctimas de la última dictadura cívico militar y aún permanecen desaparecidos.

¿Por qué intervenir desde el ámbito educativo?

Los juicios por delitos de lesa humanidad son acontecimientos históricos que permiten condenar el terrorismo de Estado y reflexionar acerca del contexto social e histórico que lo hicieron posible. Integran una política de Estado, son actos humanamente reparadores, constituyen un aporte para la justicia en el presente, y son unos de los mejores legados para las futuras generaciones.

Reapertura del Juicio de Lesa Humanidad 5. 40 años después, el 7 de mayo de 2012 comienza el histórico juicio por la Masacre de Trelew. Fue un hecho casi increíble para la comunidad regional que había sido testigo por tantos años del reclamo de justicia, y solo percibía impunidad. Muchas de las personas que en 1972 eran niños ó jóvenes y se sorprendieron al tomar conocimiento de lo sucedido, hoy son personas adultas con sus familias constituidas. Si bien existen distintos relatos acordes a la experiencia de cada vecino en ese momento, cabe revalorizar su valioso aporte, dado que fueron ellos quienes acompañaron y fortalecieron el trabajo áulico de la propuesta. Los estudiantes accedían a imágenes de esa época referida a la militancia, pero también a información no escrita: la valiosa fuente del testimonio oral brindado por sus propios familiares que lo tenían guardado en el baúl de los recuerdos. Algunos comentaban sus vivencias a sus nietos aún con temor, y pidiéndoles que por las dudas no lo difunda mucho, y otros, sacaban pecho de sus prácticas de militante social orgullosos que el juicio estaba en marcha.

Los imputados de este juicio son Emilio Jorge Del Real, Carlos Amadeo Marandino, Horacio Alberto Mayorga, Rubén Norberto Paccagnini, Luis Emilio Sosa y Jorge Enrique Bautista (este último por el delito de encubrimiento).

Por supuesto, a este contexto testimonial de la comunidad solo se accede una vez iniciado el proceso en el aula y garantizando el espacio de investigación y reflexión a los estudiantes sobre el tema. Pero al iniciarlo, fue maravilloso tomar conciencia que la propuesta contaba con mucha más legitimidad social, que con la que nos habíamos imaginado.

¿Hay respaldo legal para abordar la temática en el aula?

En principio, la República Argentina se fundamenta en la Constitución Nacional, y todas aquellas prácticas que atenten contra la integridad del sistema, serán prácticas violatorias del sistema constitucional.

Desde el ámbito educativo al abordar la temática de Derechos Humanos en general y del Terrorismo de Estado en particular, todo agente educador no solo tiene el respaldo legal, sino que además como ciudadano está obligado ética y moralmente a hacerlo:

  • La Ley de Educación Nacional Nº 26.206 garantiza a través de la enseñanza, entre otros aspectos, el abordaje jurisdiccional de temáticas que fortalezcan el ejercicio y la construcción de la memoria colectiva de la historia reciente. Las propuestas y actividades áulicas deben tener como principal propósito “generar en los/as alumnos/as reflexiones y sentimientos democráticos y de defensa del Estado de derecho y la plena vigencia de los Derechos Humanos”
  • Ley Nº 25.633 Día Nacional por la Memoria, la Verdad y la Justicia. El día 24 de Marzo se conmemora en nuestro país el Día Nacional de la Memoria por la Verdad y la Justicia. En su artículo 1º establece: “Institúyase el 24 de marzo como Día Nacional de la Memoria por la Verdad y la Justicia en conmemoración de quienes resultaron víctimas del proceso iniciado en esa fecha del año 1976″. Ley Nº 26.085Ley que instituye el Feriado Nacional y que se incorpora al Calendario Escolar, constituyendo así una instancia de conmemoración y reflexión de nuestro pasado reciente.
  • Resolución 269/2015 del Consejo Federal de Educación.
  • Núcleo de Aprendizaje Prioritario (NAP), incluye las temáticas de la historia reciente de nuestro país y establece los propósitos acordes a la defensa del Estado de derecho.

En este marco legal, los docentes disponen de material pedagógico didáctico generado desde el Ministerio de Educación tanto provincial como nacional para abordar las temáticas pertinentes a la defensa de los derechos humanos.

Detalle de los Juicios de Lesa Humanidad en Chubut.

1° – Causa por la Masacre de Trelew (1972). Realizado en el año 2012 en la Ciudad de Rawson.

2° – Causa Muerte de Mario Abel Amaya / Secuestro de Hipólito Solari Yrigoyen (1976).
Realizado en el año 2013 en la Ciudad de Rawson.

3° – Causa por Desaparición del Soldado conscripto Rodríguez Diéguez (1976). Realizado en el año 2013- 2014 en la Ciudad de Comodoro Rivadavia.

De 33 casos de víctimas y desaparecidos de y en Chubut durante la última dictadura cívico militar, a la fecha sólo se desarrollaron dos juicios por delitos de Lesa Humanidad.

Lugares en que se ha realizado.

Los dos Juicios por delitos de lesa humanidad se desarrollaron en el edificio del Centro Cultural “José Hernández”, Ciudad de Rawson. Cuenta con más de 200 bancas.

La propuesta involucró a todas las instituciones de la provincia. Aunque cabe aclarar que se puso mayor énfasis en el nivel secundario de todas las modalidades. Muchas de las actividades también se replicaron con estudiantes del Nivel Superior.

También quiero mencionar que quienes aprovecharon mayormente la asistencia a los testimoniales del juicio fueron las escuelas de las ciudades aledañas a Rawson (Trelew, Gaiman, Dolavon, Playa Unión, Rawson, Puerto Madryn, Pirámides) lamentablemente implicaron razones presupuestarias y de distancias geográficas.

La región cordillerana queda a 700 kilómetros de Rawson, situación que dificultaba realizar acciones in situ del juicio. Pero desde el Área Educación y Memoria propusimos actividades de proyección y charlas con testimonios de ex presos políticos en las escuelas. Luego de las acciones por escuela, se realizaron actividades conjuntas entre todas las escuelas de la ciudad: la “Carrera de Miguel” 6.

Principales logros y recursos utilizados para su desarrollo.

La propuesta de asistencia de los estudiantes a la instancia testimonial del juicio se complementó de otras instancias de diversas actividades que tenían como eje central, abordar los Derechos Humanos.

Menciono algunas de las acciones que se desarrollaron desde el Área Educación y Memoria:

  • Talleres e instancias de formación docente sobre Derechos Humanos, destinadas a debatir sobre cómo abordar el hecho de la Masacre en el aula, y reflexionar conceptualmente sobre cuál es la base indiscutible de la Justicia. Este aspecto teniendo en cuenta que también hay miradas de reivindicación de ciertas prácticas en dictadura.

    Se trabajaron conceptos que nos permitían pensar los sentidos de la justicia. Los Juicios por delitos de lesa humanidad. Los derechos humanos. El concepto de delitos de lesa humanidad. La historia reciente y como abordarla en el aula. Cómo abordar los testimonios orales, y como contextualizarlos en el espacio de las audiencias. Como analizar Concepto de Memoria y los Sitios de Memoria. Destinado solo a docentes y/o personal educativo.
  • Documental Trelew: La fuga que fue masacre. Con la autorización de su directora Mariana Arruti, se realizó la distribución de una copia del documental a todas las instituciones educativas de la Provincia.
  • Charla debate a partir de la Proyección del Documental Trelew. La fuga que fue masacre. Se previo un docente coordinador por escuela (ad honorem) para realizar la proyección y abrir espacio a la discusión, en primera instancia por pequeños grupos de estudiantes de los últimos años (5 – 6 año). Luego esta actividad debía replicarse por nivel y año en toda la escuela, siendo este grupo de estudiantes los coordinadores de la proyección y debate con los estudiantes. En todo momento estuvo el acompañamiento y la presencia de docentes de la institución. También ocurrió en varias escuelas que los estudiantes invitaban a sus familias a la actividad.
  • Taller Cartografía de la Memoria, el taller implicó trabajar durante tres encuentros, uno por semana. La intención fue pensar juntos qué lugares de la ciudad que no eran parte del itinerario de paseo y de la cartografía oficial, representaban memoria a nuestra comunidad. En el transcurso tenían consignas para observar tanto en su escuela, barrio, ciudad o simplemente su trayecto hogar – escuela. El último encuentro implicó la socialización de sus percepciones y diagramaron el mapa memorial de su ciudad. Allí se visibilizaron lugares que estaban silenciados. Este taller lo realizamos en la Ciudad de Rawson y en la Ciudad de Dolavon.
  • Visita guiada a los Lugares Memoriales vinculados al Juicio. Propuesta que implicó realizarla con los grupos de estudiantes y docentes de otras ciudades que venían a la audiencia judicial. Los lugares: Unidad 6 -Cárcel de Rawson. El Centro Cultural por la Memoria (Ex aeropuerto viejo donde se entregaron los 19 presos políticos que intentaban la fuga). Base Almirante Zar (hoy Sitio de la Memoria). Esta propuesta aún continua vigente para aquellas escuelas que en su viaje de egresados visitan la zona.
  • Taller El siluetazo. Taller en su primera instancia implicaba desarrollar la historia de la denuncia a través de creación de las siluetas. El concepto y su representación vinculado a la solidaridad y la causa común con el desaparecido. En la segunda, la coordinación estaba a cargo su profe de artística, que luego de abordar el concepto del cuerpo y el hecho de ponerse en el lugar del otro como propio, los acompañaba a crear las siluetas del desaparecido que habían seleccionado e investigado su historia.

    Con una de las escuelas, desarrollamos el taller en la Plaza Central de Gaiman con la observación de los transeúntes (comunidad que en su mayoría es conservadora). Fue una instancia provocadora para los adultos, dado que en sus miradas era notable el llamado de atención dirigido a los jóvenes. Al finalizar, los estudiantes decidieron dejar sus producciones colocadas en los troncos de los árboles de la plaza… al retirarnos fue impactante cruzar por allí… era caminar siendo interpelado. Realmente, fue hacer visible lo invisible.

    Al día siguiente, fuimos cada uno en los horarios posibles, con curiosidad y suponiendo posibles intervenciones a las siluetas. Fue la gran sorpresa… todo estaba tan prolijo, el césped regado y el sol algo picante, que daba la sensación que las siluetas habían sido parte de un sueño, sólo que pareció real.
  • Charlas con familiares de los fusilados. Fue una instancia más que valiosa tanto para la comunidad educativa como para los familiares de las víctimas que estaban en la zona para participar del testimonial del juicio. Esta instancia fue desarrollada en casi todas las escuelas de la zona.
    Algunas instancias las organizaba desde el Área Educación y Memoria, pero la mayoría los mismos estudiantes a través de sus Centros.
    En el caso de otras ciudades, se organizó una escuela anfitriona y el trabajo previo de difusión a cargo de los estudiantes que invitaba a otras, para la charla a la que asistían varios familiares y compartían su testimonio y preguntas que allí surgían.
  • Exposición de Muestras. Fue otro recurso para abrir el debate y reflexionar sobre los Derechos Humanos y la justicia, fue la Muestra Imágenes de la Lucha de las Abuelas de Plaza de Mayo.
    También fue valioso contar con la Muestra itinerante de la Ley de Residencia al Terrorismo de Estado, dependiente de la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación. Se organizaba una visita guiada y luego una instancia de reflexión.
  • La Carrera de Miguel 7, en memoria del tucumano atleta y militante desaparecido en 1976. Consiste en un evento que incluye una semana de trabajo y distintos momentos: exposición de la Muestra que incluye los deportistas desaparecidos en argentina. La idea es trabajar interdisciplinariamente e investigar los desaparecidos locales y reconstruir sus historias. Luego socializarlas ante los estudiantes de otros cursos y de las escuelas visitantes. Participar de talleres de reflexión sobre temas vinculados a los jóvenes (en la mayoría de las ciudades fueron recurrente temas como la trata de personas, el maltrato policial, la droga, la prostitución de adolescentes).

    En cada ciudad, el evento finalizaba con una carreara simbólica por los lugares memoriales de la ciudad (Pueblos originarios, Terrorismo de Estado y Malvinas). Y al regreso, el evento se cerraba con una un show artístico: allí los estudiantes que tocaban algún instrumento o integraban una banda, compartían con el resto.
    Uno de los docentes integrantes del grupo coordinador, es hijo de desaparecidos: Fernando Sandoval. Este proyecto creado en el 2012 tuvo continuidad a nivel provincial durante los próximos años 8.
  • En el caso de Puerto Madryn, luego de las actividades realizadas en el marco de esta propuesta se conformó el Proyecto: Adolescentes por la Memoria. Grupo integrado por estudiantes de distintas escuelas que tenía por objetivo realizar actividades vinculadas a los Derechos Humanos.
  • Proyecto Caminata por la Memoria. Escuela 781, Dolavon. Otra propuesta que permitió reconstruir la mirada cartográfica de la memoria del pueblo, visibilizando lugares memoriales que en la historia del pueblo estaban silenciados. Y también participaron en varias instancias testimoniales del juicio por la Masacre y el Juicio por la muerte de Amaya.
  • Programa radial “La lectura de la Sentencia”. Se trató de un programa radial a cargo de un grupo de estudiantes de Rawson (Escuela 7705) que asistió a la mayoría de los testimoniales. Decidieron para el día de la lectura de la sentencia judicial, instalar una carpa en la calle al frente del edificio en el que se desarrollaba el Juicio. Estuvieron desde horas muy tempranas y allí entrevistaron a familiares y personas que habían sido compañeros de los fusilados, a militantes que habían viajado de otros lugares del país para presencia este momento. Instancia que agravaron y filmaron.
  • Producciones sobre la temática. Este proceso de fortalecimiento del abordaje temático tanto en el aula como articuladas con otras instituciones, permitió que los estudiantes acompañados por sus docentes, además del aprendizaje conceptual, crearan producciones materiales (audiovisuales, muestras, murales, entrevistas).

    Una de las producciones que registra el día de la lectura de la sentencia es el Documental La Sentencia de la Escuela N° 7705 de Rawson. También hay una producción posterior que surge de la investigación de estudiantes de la Escuela N° 747 En Trelew… ocurrió un 22 de agosto.

Algunos obstáculos para su implementación

Se podría mencionar las distancias que, en parte fueron un obstáculo para que las comunidades educativas de otras ciudades pudieran asistir a las instancias del testimonial del juicio.

Los cambios en el cronograma del juicio (horarios o de fechas) que se informaban sobre el momento, mayormente afectaba a los grupos de estudiantes que viajaban de otras ciudades. Dado que la gestión de las autorizaciones y seguros de vida, operativamente requiere tiempo. Y estos cambios repentinos afectaban en que no se alcanzaba a realizar el trámite y por ende, se perdía la posibilidad de asistir a ese testimonio.

  1. Estas imágenes corresponden a una de las Charla de Familiares de las víctimas de la Masacre de Trelew, coordinada por los estudiantes de la escuela anfitriona. Las siluetas: los estudiantes investigaron sobre cada una de las víctimas y trataron de replicar una silueta lo más cercana posible a su realidad. Una de las víctimas contaba con cinco meses de embarazo. (Escuela N° 7705 – Rawson).
  2. Las siluetas circularon por otras escuelas de la ciudad, con instancias de charlas en las que sus autores comentaban el sentido que tenía para ellos crearlas. Esta imagen es del día de la lectura de la sentencia, las siluetas de los 16 fusilados estuvieron al ingreso del edificio donde se realizaría la lectura de la sentencia. (lugar Centro Cultural José Hernández, edificio que hoy tiene una placa que lo considera lugar de la memoria)
  3. Una de las Charlas con familiares de las víctimas, con asistencia de distintas escuelas secundarias de la ciudad y la coordinación a cargo de un grupo de estudiantes (Escuela 751 – Trelew)

Un par de años posteriores al juicio, un grupo de estudiantes y su docente investigaron sobre la experiencia y los efectos locales del juicio por la Masacre de Trelew, luego de un largo debate y reflexión, construyeron una frase que representó su conclusión:

Hay un dicho que afirma que el tiempo cicatriza las heridas, y creemos que no es así. Las heridas de la injusticia las cicatriza solo la justicia 9

Reflexión compartida en la producción escrita en el 2014, presentada en la Convocatoria “Pensar la Democracia. Treinta ejercicios producidos en las aulas argentinas”. BsAs, Ministerio de Educación de la Nación, 2015.

Reflexiones a cinco años de la experiencia

En principio, la idea de abordar temáticas enmarcadas en los pilares de Memoria, Verdad y Justicia a la luz del desarrollo de un Juicio Oral y Público en la zona, implicó pensar en la posibilidad histórica que la instancia ofrecía a nuestros jóvenes. Y elaborar la Propuesta implicó un desafío tanto institucional como profesional, pero también lo fue para las autoridades, docentes y la comunidad educativa en general. Pues se trataba de la reapertura del 1° Juicio por delitos de lesa humanidad en Chubut.

Su implementación, tanto con errores como aciertos, nos llena de orgullo y satisfacción. Muchas de las acciones desarrolladas en el marco de esta propuesta tuvieron continuidad posteriormente al juicio.

Fue una experiencia innovadora en la que fue posible articular contenidos formales explícitos en el Diseño Curricular pero también activar las dimensiones emocionales que prueban la humanidad del humano. Se generaron nuevos espacios de debate y reflexión sobre la participación de los jóvenes. Y sobre todo, el juicio nos deja la posibilidad de afirmar que como ciudadanos juzgamos a nuestros genocidas, y que nuestros jóvenes fueron testigos de esa experiencia.

En nuestra historia local, incluir los lugares memoriales y sitios de la memoria vinculados a la violación de derechos humanos, nos significó un aporta a la humanidad dado que no solo es una referencia para la comunidad educativa, sino que reafirma los fundamentos para una sociedad democrática, justa y solidaria.

La participación de los estudiantes en las audiencias de los juicios, además de tomar conciencia de las prácticas que puede llegar a realizar un humano, permitió que cada uno de ellos pueda reflexionar sobre sus experiencias, sus derechos y responsabilidades. Los Juicios nos hablan del pasado, de crueldades, de historia, pero lo hacen desde el presente, desde los tribunales y la justicia actual. Instancias que enriquecen conceptualmente y profundizan la mirada y el posicionamiento de los jóvenes participantes, fortaleciendo el futuro con instituciones democráticas fuertes y comprometidas con su soberanía y el bienestar de su sociedad.

3 de agosto de 2017.

Contacto

http://www.chubut.edu.ar/nuevachubut/autoridades/politica-gestion-y-evaluacion-educativa/educacion-y-memoria/